Xbox Kinect asiste a personas con enfermedades cerebrales

El sofisticado Xbox Kinect es un aparato que asiste a las personas que tienen algún problema de parálisis cerebral, ayuda para que se trabaje especialmente en su enfermedad, con diferentes juegos en los que ayuda a que la persona se divierta y pueda activar fácilmente partes de su cerebro y desarrollarse más rápido

Colaboradores y científicos de un Centro de Rehabilitación han trabajado con el control remoto del Xbox, llamado Kinect, un aparato ingenioso que ayuda a que parte de tu cerebro trabajen en función de movimientos del cuerpo, puede ayudar este aparato tecnológico a niños con enfermedades de parálisis cerebral o alguna enfermedad apegada a la conexión de respuesta entre cerebro y cuerpo.

Las prácticas se están desarrollando en el famoso Laboratorio de Análisis de Movimiento en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), se realizan prácticas con gente que cubre las enfermedades de parálisis cerebral con el fin de ver los resultados positivos que el Kinect pueda llegar a proporcionar, el comparar antes y después de alguna rehabilitación que tan bien le puede hacer efecto.

Este proyecto busca beneficiar la rehabilitación y terapia que las personas que pasan por una operación quirúrgica tengan resultados favorables, observando los movimientos que el Kinect puede llegar a forzar a la persona.

La investigadora que lleva este proyecto, la doctora Ivett Quiñones Urióstegui ha comentado que “con el boom de los juegos de interacción basados en movimiento como el Kinect, validamos si los movimientos que se realizan en los juegos de video (donde se baila, se corre y se salta) van a modificar la marcha del niño con parálisis cerebral”.

De igual manera la especialista en una entrevista que la Agencia Informativa del Conacyt le realizó, aclaró que el objetivo primordial es que ayude a personas con problemas del cerebro a que ayuden a tener una conexión con el cuerpo, teniendo en cuenta obtener información sobre enfermedades  musculoesqueléticas.

“Diseñamos un programa de entrenamiento para comparar el uso de esta tecnología con la terapia convencional, en el que participaron niños con parálisis cerebral tipo hemiparesia espástica, una forma de parálisis cerebral que afecta un solo lado del cuerpo”, expresó.